Sobre la amistad “verdadera”

Tiempo de lectura: 2 min  flag_256profile-1283-english-flag-jpg

Si creemos a toda la “sabiduría” que circula por las redes sociales, sabemos que “hay que tener tiempo para las personas que nos aman incondicionalmente, y alejarnos de los que están interesados ​​en nosotros solo cuando les conviene”, también ” no hay que sentir lástima por amigo perdido, porque si un amigo nos ha traicionado, en realidad el nunca fue amigo verdadero”…

friendships

Podríamos concluir que existe un pequeño grupo de personas que estarán siempre disponibles, y otro grupo de personas que sólo esperan a que algo horrible suceda en nuestra vida para traicionarnos en el peor momento posible. Y lo más horrible es que no hay ninguna manera de distinguirlos.

¿Os dais cuenta que ridículo es este concepto de la amistad? No podemos vivir poniendo a prueba y evaluando constantemente nuestras amistades.

En la vida real, la gente que conoces no compite por el premio “quien se preocupa más por tus estúpidos problemas”. Tu vida no es prueba de tu fuerza y voluntad, no es prueba del valor de tus amistades. La vida es sólo una serie de eventos consecutivos (buenos o malos depende de tu propia interpretación). Estos eventos ocurren por casualidad, nadie quiere hacerte daño intencionadamente, y nadie quiere dejarte solo en un momento duro, aunque eso sucede a veces.

La vida trae sorpresas constantemente. A veces las circunstancias parecerán mucho más terribles en tu mente de lo que realmente son. Esto no las hace menos traumática para ti, pero es comprensible que algunas personas no tomaran en serio algún problema tuyo si no conocen los detalles y las circunstancias que te hacen tan angustiado. Si no hablas acerca de tus problemas, probablemente, muchas personas no se dan cuenta de que pasa algo malo en tu vida. A veces las personas que te quiere mucho, no estarán disponibles físicamente o emocionalmente. En muchas ocasiones su mente podría estar ocupada con fuertes sentimientos de tristeza o la felicidad que les impedirían notar que tu estas sufriendo. Algo en su propia vida podría impedir que te presten atención en un momento crítico. No los puedes culpar por eso.

¡No puedes contar un resultado! Esto sólo provocara rechazo real y consciente por lado de tus amigos. “¿Cuántas veces yo estaba allí para ti? … ¿cuántas veces estabas allí para mí? …” – este es un concepto de amistad ridículo. Si alguien no siente la necesidad de estar a tu lado en este mismo momento, para este problema exacto, su apoyo no será útil.

No obligues a la gente a prestarte atención. Si no ocultas tus sentimientos de dolor y tristeza alguien va a ayudarte por su propia voluntad y si no viene nadie, no pasa nada porque en realidad todos solucionamos nuestros problemas solos de todos modos.

Si alguien le pide más de lo que puedes dar – discúlpate. La mentira que vas a ayudar hace más daño que confesar que en este momento tú no estás capaz de ayudarle. Acepta que la gente te negará su ayuda también, y esto está bien, porque ¡no eres el centro del universo!

Deja que la vida te sorprenda. En algunos de los momentos más difíciles de mi vida he recibido un gran apoyo de gente que apenas conocía en tal momento, gente que luego se convirtieron en algunos de mis mejores amigos en el mundo. A veces he estado dando más de lo que he recibido de una relación con un amigo, en otras ocasiones era al revés. ¡Pero nunca cuento el resultado!

¿Quieres charlar sobre el artículo? Deja un comentario o envíame un e-mail con tu opinión y no te ovlides a seguirnos en Facebook.

Si mis artículos te han gustado, puedes invitarme a un cafe donando una pequeña suma. Con tu apoyo podre permitirme dedicar más tiempo a la pagina y a las consultas vía e-mail.¡Gracias de antemano!